8 En paz me acuesto y me duermo,porque solo tú, SEÑOR, me haces vivir confiado.