3 Mis lágrimas son mi pan de día y de noche,mientras me echan en cara a todas horas:«¿Dónde está tu Dios?»