23 Tú, oh Dios, abatirás a los impíosy los arrojarás en la fosa de la muerte;la gente sanguinaria y mentirosano llegará ni a la mitad de su vida.Yo, por mi parte, en ti confío.