5 Tú, oh Dios, has aceptado mis votosy me has dado la heredad de quienes te honran.