5 Tú, Soberano SEÑOR, has sido mi esperanza;en ti he confiado desde mi juventud.