4 Líbrame, Dios mío, de manos de los impíos,del poder de los malvados y violentos.