9 No me rechaces cuando llegue a viejo;no me abandones cuando me falten las fuerzas.