8 En su corazón dijeron: «¡Los haremos polvo!»,y quemaron en el país todos tus santuarios.