4 En sus manos están los abismos de la tierra;suyas son las cumbres de los montes.