3 Y Salomón le declaró todas sus palabras: ninguna cosa se le escondió al rey, que no le declarase.