5 (24-6) Después de lo cual el corazón de David le golpeaba, porque había cortado la orilla del manto de Saúl.