5 Mas el que nos hizo para esto mismo, es Dios; el cual nos ha dado la prenda del EspĂ­ritu.