22 Mas cuando te abstuvieres de prometer, no habrĂ¡ en ti pecado.