22 Porque tu corazón sabe, como tú también dijiste mal de otros muchas veces.