9 Descubriéndonos el misterio de su voluntad, según su beneplácito, que se había propuesto en sí mismo,