23 Y á renovarnos en el espíritu de vuestra mente,