17 Y tomad el yelmo de salud, y la espada del EspĂ­ritu; que es la palabra de Dios;