2 Y será que cual ave espantada que se huye de su nido, así serán las hijas de Moab en los vados de Arnón.