26 Sus puertas se entristecerán y enlutarán, y ella, desamparada, sentaráse en tierra.