4 Porque conozco que eres duro, y nervio de hierro tu cerviz, y tu frente de metal,