20 Por tanto, no sentirá él sosiego en su vientre, Ni salvará nada de lo que codiciaba.