22 Tras mi palabra no replicaban, Y mi razón destilaba sobre ellos.