30 (39-33) Sus pollos chupan la sangre: Y donde hubiere cadáveres, allí está.