13 Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varĂ³n, mas de Dios.