41 Levantemos nuestros corazones con las manos a Dios en los cielos.