11 Os serán, pues, en abominación: de su carne no comeréis, y abominaréis sus cuerpos muertos.