24 Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron llamados, gustará mi cena.