16 Y deseaba henchir su vientre de las algarrobas que comían los puercos; mas nadie se las daba.