8 Y habĂ­a pastores en la misma tierra, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su ganado.