18 Y los que habían sido atormentados de espíritus inmundos: y estaban curados.