7 Por lo cual ni aun me tuve por digno de venir á ti; mas di la palabra, y mi siervo será sano.