34 Y la nube de Jehová iba sobre ellos de día, desde que partieron del campo.