10 El que guiña del ojo acarrea tristeza; Y el loco de labios será castigado.