6 Las palabras de los impíos son para acechar la sangre: Mas la boca de los rectos los librará.