10 Adivinación está en los labios del rey: En juicio no prevaricará su boca.