18 El rescate del justo es el impío, Y por los rectos el prevaricador.