22 No robes al pobre, porque es pobre, Ni quebrantes en la puerta al afligido: