27 Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde.