4 No des sueño á tus ojos, Ni á tus párpados adormecimiento.