7 Dios habló por su santuario: alegraréme, Repartiré á Sichêm, y mediré el valle de Succoth.