23 Príncipes también se sentaron y hablaron contra mí: Mas tu siervo meditaba en tus estatutos.