53 Horror se apoderó de mí, á causa De los impíos que dejan tu ley.