12 Oh Dios, no te alejes de mí: Dios mío, acude presto á mi socorro.