38 Mas tú desechaste y menospreciaste á tu ungido; Y te has airado con él.