27 con el limpio eres limpio, mas con el perverso eres adversario.