14 Guarda el buen depósito consignado a ti por el Espíritu Santo que habita en nosotros.