7 Y he aquí, vengo presto: Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.