24 Esta es la declaración, oh rey, y la sentencia del Altísimo, que ha venido sobre el rey mi señor: