9 No te apresures en tu espĂ­ritu a enojarte; porque la ira reposa en el seno de los locos.