24 Así que, como la Iglesia está sujeta al Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.